Ic

Hepatitis A e ictericia: diferencia y tratamiento natural

  • Por
  • El 16/06/2020 a las 10:05
  • En Hepatitis
  • 0 comentario

Hepatitis A e Ictericia: diferencia y tratamiento natural.

También relacionado con el hígado, la ictericia y la hepatitis A a menudo se consideran la misma enfermedad. De hecho, los dos son diferentes, ya sabes. Sin embargo, antes de concluir sobre la diferencia entre ictericia y hepatitis A, parece importante escuchar primero la discusión de los dos.

TRATAMIENTO NATURAL CONTRA LA HEPATITIS

El tratamiento natural que ofrecemos para curar la hepatitis A, B, como la hepatitis C, está hecho esencialmente de tés de hierbas naturales. Es uno de los mejores remedios naturales para curar la hepatitis. El remedio natural para la hepatitis está compuesto por plantas que han demostrado funcionar con docenas de casos resueltos.

Este remedio natural tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, que ayudan a curar y prevenir problemas hepáticos. También lucha contra los virus responsables de la hepatitis y proporciona los antioxidantes que ayudan a mantener la salud general del hígado. Ayuda al cuerpo a combatir las infecciones virales y a limpiar el hígado.

Para comprender mejor su modo de acción, haga clic en la imagen siguiente o contácte nuestros expertos al +229 98 78 24 54.

Hepatitis

TEL / WHATSAPP: +229 98782454

Ictericia

La enfermedad en el mundo médico, también conocida como ictericia, es una enfermedad cuando la piel, la esclerótica (la parte blanca del ojo) y las membranas mucosas de la nariz y la boca se vuelven amarillas. Esta condición es causada por una acumulación de bilirrubina en la sangre y otros tejidos del cuerpo. Además del color amarillento de ciertas partes del cuerpo, también se pueden observar otros síntomas de esta enfermedad al liberar orina oscura y heces pálidas.

La bilirrubina es una sustancia que se forma cuando la hemoglobina se descompone debido a la renovación de los glóbulos rojos viejos o dañados. En condiciones normales, la bilirrubina que se ha formado se introducirá en los vasos sanguíneos para entregarla al hígado. En el hígado, la bilirrubina se mezclará con la bilis, luego se transferirá al tracto digestivo a través del conducto biliar, antes de excretarse finalmente fuera del cuerpo con orina y heces.

Cuando el proceso se interrumpe y la bilirrubina ingresa tarde al hígado o los conductos biliares, esta sustancia se acumula en la sangre y se deposita en la piel, causando ictericia. Esta enfermedad puede ocurrirle a cualquiera, incluidos los bebés. Sin embargo, si ocurre en bebés, esta afección generalmente mejorará en 2 semanas. Debido a que los sistemas en el cuerpo del bebé, incluido el sistema que funciona para eliminar la bilirrubina, no funcionan de manera óptima.

Hepatitis A

A diferencia de la ictericia, la hepatitis A es una enfermedad que ataca el hígado debido a la infección con el virus de la hepatitis A (VHA). Los primeros síntomas que ocurren cuando una persona tiene esta afección son fiebre, náuseas, vómitos, diarrea y dolor en las articulaciones y los músculos. Cuando la infección se vuelve progresivamente severa, habrá otros síntomas asociados, como oscurecimiento del color de la orina, heces pálidas, coloración amarillenta de la piel y el blanco de los ojos y picazón. Sin embargo, en algunas personas afectadas, estos síntomas no aparecen, por lo que a menudo no ocurren.

A diferencia de otros tipos de hepatitis, a saber, la hepatitis B y la hepatitis C, la infección con hepatitis A no causa problemas hepáticos a largo plazo (crónicos) y rara vez es mortal. Sin embargo, la hepatitis A todavía puede causar síntomas de daño hepático agudo, que es bastante peligroso y potencialmente mortal.

Debido a que es causada por un virus, la propagación de esta enfermedad puede ocurrir muy fácilmente. La principal forma de propagar el virus que causa la hepatitis A es consumir alimentos y bebidas contaminados con heces de la hepatitis A. Además, la propagación del virus también puede ocurrir por:

  • Contacto directo con los enfermos.
  • Comparte las jeringas.
  • Tener relaciones sexuales con una persona, especialmente anal.
  • Hombres que tienen sexo con hombres.
  • Trabaje en áreas relacionadas con la suciedad, como las canaletas.
  • Mala sanidad.

Cosas que distinguen la enfermedad amarilla y la hepatitis A

Después de haber discutido la ictericia y la hepatitis A una por una, se puede concluir la diferencia entre las dos, a saber:

  • La ictericia es causada por la presencia de grandes cantidades de bilirrubina en la sangre, causando un cambio en el color de los ojos, la piel, las uñas y la orina a amarillo. La hepatitis A es una infección del hígado causada por una infección con el virus de la hepatitis A (VHA).
  • La ictericia es un síntoma y un signo de una determinada enfermedad, mientras que la hepatitis A es una enfermedad.
  • La ictericia es causada por el aumento de los niveles de pigmento de bilirrubina en la sangre y, por lo tanto, afecta los ojos, la piel, etc. La hepatitis A es causada por un ataque del virus de la hepatitis y eventualmente daña el tejido hepático.
  • La ictericia se trata según el porcentaje de la cantidad de bilirrubina afectada. Mientras que el tratamiento para la hepatitis A se centra en neutralizar las infecciones virales.

Aquí hay una explicación rápida de las diferencias en ictericia y hepatitis A, que deben conocerse.

HIERBAS PARA LIMPIAR EL HÍGADO

  • Espárragos

Una de las propiedades beneficiosas de los espárragos es la capacidad de limpiar el hígado de toxinas. Además, gracias a él, aumenta la producción de enzimas necesarias en este órgano.

El espárrago contiene un poderoso antioxidante llamado glutatión, que mejora el procesamiento del alcohol y los químicos que se encuentran en las drogas.

Ingredientes: 1/2 litro de agua, 30 g de espárragos.

Cocina

Ponga 30 g de espárragos en una cacerola y vierta 1/2 litro de agua. Después de hervir, hierva los espárragos por otros tres minutos. Cuando el caldo esté listo, cuele.

Tal caldo curativo se puede tomar hasta tres veces al día. Bébalo por primera vez con el estómago vacío por la mañana.

  • Diente de león

Diente de león

El diente de león es uno de los limpiadores hepáticos más efectivos. No solo limpia nuestra sangre, sino que también previene la congestión en el hígado.

Esta planta tiene propiedades antiinflamatorias, laxantes y regenerativas. Gracias a él, se restablece el funcionamiento normal del hígado, como resultado de lo cual se reanuda limpiando eficazmente nuestro cuerpo de toxinas.

El diente de león también se caracteriza por sus propiedades diuréticas. Esto ayuda a hacer frente a los procesos inflamatorios que dañan el hígado y la retención de líquidos.

Ingredientes: 2 cucharadas de diente de león (20 g.), 1 taza de agua (250 ml.).

Cocina

Vierta 1 taza de agua en la sartén, sin esperar a que hierva, agregue el diente de león. Cocine el caldo durante 5 minutos a fuego lento.

Filtra la bebida obtenida y tómala hasta 3 veces al día.

  • Remolacha forrajera

Al igual que otras ensaladas verdes, la acelga es una fuente de antioxidantes y tiene propiedades diuréticas. Todo esto ayuda a limpiar nuestro cuerpo. También contiene una gran cantidad de vitaminas A y C, así como minerales como potasio, calcio, magnesio, hierro y yodo.

Estos micronutrientes hacen que la acelga sea una forma efectiva de limpiar órganos importantes como el hígado y los riñones.

Ingredientes: 1/2 litro de agua, 30 g de acelgas.

Cocina

Ponga 30 g de acelgas en una sartén y vierta 1/2 litro de agua. Cocine el caldo durante 5 minutos a fuego lento. Recuerde colar la bebida antes de beberla.

Se recomienda beberlo hasta tres veces al día.

- - -
¿Hemos respondido todas sus preguntas a través de este artículo?


Déjenos un comentario en respuesta o contáctenos a través de WhatsApp al +229 98 782 454.
- - -

 

diferencia entre hepatitis e icteria hepatitis tratamiento y prevención tratamiento natural contra la hepatitis tratamiento para la hepatitis b plantas naturales para la hepatitis

Añadir un comentario